En el pasado Salón de Frankfurt pudimos ver el primer todocamino realizado por Jaguar, el F-Pace. Su venta en nuestro país ya se ha iniciado pero las primeras unidades no llegarán a las calles hasta la próxima primavera.

Con sus 4,73 metros de longitud, sus 1,94 metros de anchura y su 1,65 de altura se sitúa un poco por encima en cuanto a tamaño de rivales como el Audi Q5, el BMW X3 o el Porsche Macan pero, sin embargo, se encuentra bastante por debajo de la siguiente gama de los Cayenne, Q7 o X5.

El diseño de este todocamino posee un aspecto que recuerda mucho al del F-Type, seguramente uno de los Jaguar más bonitos de los últimos tiempos.

Sabedores del éxito de éste último, han usado una línea parecida para este F-Pace para, así, conseguir un SUV premium con un aspecto elegante y con un marcado carácter deportivo que, en conjunto, le aporta una apariencia realmente llamativa y atractiva.

Su interior también presenta un aspecto moderno y cuidado, ya que los materiales y los acabados son detalles que Jaguar cuida siempre muy a fondo. Los asientos están tapizados en cuero y el sistema multimedia se maneja a través de una pantalla táctil de 10,2 pulgadas.

Entre algunos elementos innovadores de equipamiento de este F-Pace se encuentra la cámara estereoscópica, que se encarga de detectar la presencia de peatones o de cualquier otro objeto en la zona frontal del vehículo para evitar colisiones o atropellos en el caso de que su conductor no haya reaccionado ante cualquier imprevisto de este tipo. Además, otro elemento innovador es la llamada “Activity Key”, que es una pulsera de goma ideada para aquellas personas que suelen hacer deporte y prefieren no llevar nada en los bolsillos. Esta pulsera actúa a modo de llave para poder abrir y cerrar el coche.

Aunque el F-Pace no es un coche pensado para moverse habitualmente por zonas de campo, sí tiene cualidades de sobra para hacerlo en ciertas ocasiones ya que la altura de su carrocería al suelo es de 21,3 centímetros, su ángulo de ataque es de 24,6 grados y su ángulo de salida de 26 grados.

Las motorizaciones disponibles para este F-Pace son cuatro: dos Diesel, un 2.0 de 180 caballos y un 3.0 de 300 caballos; y otros dos gasolina, ambos con un motor de tres litros con 340 caballos y 380 caballos. La versión más básica puede llevar una caja de cambios automática y la tracción total de forma opcional mientras que la motorización de 380 caballos las lleva de serie. Ésta última también consigue que el F-Pace acelere de cero a cien en 5,1 segundos alcanzando una velocidad máxima de 249 kilómetros por hora.

El Jaguar F-Pace ya se puede adquirir en los concesionarios de nuestro país a un precio que parte de los 45.000 euros.